Conocer a Monet


No articula palabra, pero cinco kilómetros más alante detiene su coche frente a un bar con nombre francés. Nada más entrar empiezo a sentirme protagonista de un lienzo de Eduard Hopper, uno de esos en los que poder detener la vista en las paredes, en el que las sombras cobran realidad y la luz emana por los cristales como temerosa de estar encerrada entre cuatro tabiques.
En un tono bajo suenan canciones de un vinilo de Edith Piaf que gira allá en la esquina donde el camarero charla con dos señores de la policía gendarme.
Las paredes de color violeta contrastan con la escayola blanca del techo, y rebosan de copias en lienzo de cuadros de un tal Edgar Degas. El ambiente es algo clásico, pero me siento en un lugar distinguido.
Al fondo y en una pared que mira hacia la entrada del local, cuelga un lienzo enorme, de colores azules sin fuerza y con un pequeño pero visible destello rojo en su parte superior.
Impresión, sol naciente de Claude Monet.—me dice Martín dándose cuenta que lo estaba observando. —Uno de los cuadros más bonitos que he visto en mi vida. Pintado sobre el río Sena... si señor, sobre un bote que pagó con los pocos ahorrillos que reunió tras la muerte de su padre. En París... allá por el mil ochocientos setenta... —asiente ahora con la cabeza como si estuviese en el mismo museo. —Quien le iba a decir a él que sería el creador del impresionismo...

—Bonjour monsieurs, qu'est-ce que vous prenez?
—Je voudrais deux cafés au lait, s'il vous plait.

—¿Por qué sabes francés?
—Ocupa esa mesa, que ya se ha librado.

5 comentarios:

Abir dijo...

Precisamente es un Monet el que vigila mis sueños, observándome desde la pared al lado de mi cama...
Es uno de mis pintores favoritos sin ninguna duda.
Un beso,

Tony S. Flashman dijo...

Monet... ese gran desconocido.

Tendré que documentarme más. :p

Musa Ambulante dijo...

El término "impresionismo" se le aplicó por primera vez a Monet, pero el precursor, o mejor dicho, el precedente, fue Manet. Aunque yo me quedo con Monet y sus nenúfares. Es de lo primero que gozó mi paladar artístico. Y ahora, cada vez más, me gustan las vanguardias de principios del siglo pasado y el arte abstracto.

La semana pasada estuve en el Guggenheim!


MUA

timimi dijo...

me encanta monet,saque muchoas imagenes de sus cuadros el año pasado por internet,tengo alguno q otro colgado en mi blog
un beso

Adrianófanes dijo...

Te leo y pienso...En las enormes ganas que tengo de conocer París. Por ahora me conformo estudiando el francés...Después, quizás, quién sabe...Algún día ande por allá. Es mi deseo. Te mando un gran abrazo.