Famositis.


¿Donde están los que se escondían para la foto?, ¿donde, la ilusión del revelado?. Desapareció, como todo lo que desapareció en los jóvenes y ahora que lo soy echo de menos. Se esfumó esa esperanza de compartir vocación y ganas, de no caer en ilusionismo cuando jugase a la ambición de ser conocido por tu trabajo, y no por tus delitos.

Aprovechar los medios ya no es una herramienta de desarrollo, sino encontrar un nuevo formato que desgraciar, y todo por una sola razón: la autopromoción a cualquier precio.

Ahora, atribuir la imagen de una persona a una noticia no conlleva un juicio personal sobre la acción, sino una simple exposición y una captura facial de ser protagonista de algo, y convertirse en un icono a elogio o crítica; tratados como éxito por igual.

Y los mas vulnerables son muchos de estos jóvenes, a los que se les ha echo ver, que el éxito personal reside en lo que cada formato aplica como audiencia. Estos legionarios de la fama encontraron en internet el soporte perfecto para que otras personas les conociesen, y como lo hicieron sus mayores, descuidaron el contenido y se aferraron al "que hablen de mí aunque sea para bien". Ahora cuelgan videos en internet pegando a indigentes, ancianos o minusválidos; haciendo carreras ilegales y maltratando a sus compañeros de clase grabando sus palizas. Solo para ser objetos de visita, y esperar que su ego aumente con el contador.

En este aspecto, aunque me niegue a confesarlo, me rindo. Entender que la era digital promociona al subnormal ha sido tan difícil como sentirse raro hablando del futuro.

NOTA MENTAL: Hoy por hoy solo una cosa es capaz de juntar en una mesa a un pijo heredero, un punky metalero y un desfasado discotequero: una bolsita de marihuana con el mensaje "Carpe diem".

15 comentarios:

Musa Ambulante dijo...

Es que la autopromoción es mucho más adictiva que la autoevaluación. Que nadie se engañe, nos gusta gustar. Claro que los hay que sean ido más allá de la bobina mental y ahora no pueden retroceder a un estado "normal", no son subnormales, directamente son anormales con mal gusto que no entienden cuando el "basta" es de verdad.


;)


¡Besos!

malatesta dijo...

La extrema necesidad de reconocimiento es un signo claro de inmadurez.
¡Por cierto, no te olvides comentar en mi blog! XD

Tony S. Flashman dijo...

Es eso de Wilde de "hay algo peor que hable mal de ti, y es que no hablen de ti".

En fin... esto pasa por tener tantos medios de comunicacion. Uno hace una capullada y sale en todos sitios.

Saludos!

timimi dijo...

yo aun tengo camara de carrete,la gente me mira como si me hubiera quedado estancada,jeje
un beso wapo y suerte con los examens

DaViD CaNo dijo...

En esta enfermedad hay otro culpable la mirada llena de morbo y en eso todos somos culpables...

Su nota mental es sumamente simpática...

saludos desde la tierra del nopal y las buenas borracheras

Abir dijo...

También habrá algo bueno en los jóvenes de hoy día ¿no? Vaya, al menos alguno sale como tu y compensa la decepción que suponen los demás.

Un beso y no cambies,

Anónimo dijo...

Hombre, creo que estás valorando la situación desde un punto de vista drástico que no tiene por qué ser equiparable a la realidad en general. Como todo, el desarrollo tecnológico y científico se utiliza para bien y para mal. Parece que nos va a servir para mejorar, pero determinadas acciones de ciertos individuos nos hacen pensar lo contrario.

Todos en el fonfo queremos ser los protagonistas de algo, algunos incluso aun siendo protagonistas de algo verdaderamente desagradable como muy bien tu dices. Incluso gente que simplemente quiere ser protagonista de un blog, que solo le importa el número de comentarios que tenga en éste y nó el comentario en sí.

La tecnología evoluciona y con ella, la estupidez del ser humano.

RA dijo...

Hay gente que puede utiliar esta autopromoción de una manera positiva, otros que sin saberlo se estan autopromocionando sin hacer daño a nadie y otros, que lo hacen a sabiendas que esta mal. A esta gente de las carreras ilegales, abusos... solo les queda mi mayor desprecio y mi gran deseo que les vaya muy pero que muy mal en la vida.

Un saludo,
Ra

Yedra dijo...

A mi esta gentuza que utiliza a otros para humillarlos o maltratarlos porque es la única forma en que se sienten bien, me dan asco y verdadera pena. Intentan hacer sentir al otro como ellos mismos se sienten las 24 horas del día y durante toda su vida. será la sociedad actual la que está alimentando y creando esta serie de monstruos?

Lo único que hace la tecnología en manos de estos descerebrados es poner a su alcance los medios para difundir sus "hazañas". Es un ejemplo de como el ser humano es capaz de estropear todo lo bueno que inventa.

Abir dijo...

Sólo pasaba a saludar.
Pues eso: HOLA!!

Un beso,

Caro Galu dijo...

Holaa,, te he dejado un regalo en mi blog, ven a recibirlo!
http://miotroyo-caro.blogspot.com
besoss

tierragramas dijo...

y lo peor de todo es que, en cierta forma, todos están necesitando ver más, y lo estámos encontrando normal. Por que así es todo lo nuevo. Por que así son las nuevas tribus urbanas. Por que así es la evolución.

Darwin se cae de culo.

tierragramas dijo...

y lo peor de todo es que, en cierta forma, todos están necesitando ver más, y lo estámos encontrando normal. Por que así es todo lo nuevo. Por que así son las nuevas tribus urbanas. Por que así es la evolución.

Darwin se cae de culo.

tierragramas dijo...

y lo peor de todo es que, en cierta forma, todos están necesitando ver más, y lo estámos encontrando normal. Por que así es todo lo nuevo. Por que así son las nuevas tribus urbanas. Por que así es la evolución.

Darwin se cae de culo.

timimi dijo...

donde te metes???????